Golf para Dummies #18: Las Apuestas

Por: Carlos Andrés Jiménez // Twitter: @CarlosAJime

“En la mesa y en el juego se conoce al caballero”, así reza un conocido adagio popular que seguro, para esta ocasión, servirá de base sobre la que se desarrollará este nuevo capítulo de ‘Golf para Dummies’. Y sí, amigo lector, si aún no ha entendido, en esta ocasión nos referiremos a ese componente material, que pasa desapercibido para algunos, pero inquisidor e implacable para quienes mezclan su golf con él: las apuestas.En este hermoso deporte y, fundamentalmente, en lo que se refiere a su práctica amateur, la apuesta del jugador, en algunas ocasiones, sobrepasa el terreno de los intangibles, es decir: el buen juego, el score y la tarjeta, pues más allá del premio moral, hay quienes necesitamos un fundamento económico.

Por lo tanto, este hermoso paisaje se convierte en el escenario ideal para realizar “transacciones económicas” en función de un objetivo fundamental, embocar la bola en la menor cantidad de impactos posibles, con las variantes que se puedan sumar a ello, lo cual convierte el campo de golf en un casino de oportunidades tanto de victoria como de derrota, así su desempeño sea o no sea el esperado.

Y entonces, el golf también se transforma, pues su carácter, más allá de lo deportivo, encierra fines lúdicos y monetarios, que para algunos se hacen adictivos y para otros son un poco más aterradores. Lo único claro es que su suerte, en este caso, no sólo es medible por los impactos a la bola, sino por ecuaciones que entregan puntos, castigos  a lo largo del fairway y una serie de aristas, que además de convertirse en toda una tentación para la naturaleza humana, son premiadas o pagadas en forma de billetes.

Pero como no todo es dinero y estamos dentro de un casino al aire libre, hay un ingrediente que muchas veces resulta peligroso, pero que también ayuda a que los músculos se distensionen: sí, el alcohol. Pues como en casi todos los juegos de azar, aunque este no lo sea, es normal que en cada partida ruede una que otra copilla, completando una mezcla explosiva a la que no sé cuántos deportes puedan sobrevivir, pero seguro que los golfistas lo hacemos.

En todo caso y tal como se mencionó al inicio de este texto, no todos asumen el deporte de esta manera, pues aunque creo que es menester el cumplimiento a cabalidad de lo dispuesto, nadie está obligado a caer en este juego de azar en el que, sin la presión del dinero o la ingesta alcohólica, puede que logre mejorar su  juego, por lo que algunas veces también se puede pasar.

Y aunque sus partners se hagan los desentendidos y sea víctima de comentarios de pasillo desfavorables, nunca pierda de vista su objetivo en cada madrugada, jugar golf. Ya que si al final del día, lo que queremos hacer son pares, birdies y anotar nuestro mejor registro, lo demás poco importa, a menos, claro, que usted sea “the gambler” y en cada hoyo se juegue su vida o algo más.

Recommended Posts

Leave a Comment

Contáctenos

Si tiene alguna duda, sugerencia u opinión acerca de Nación Golf y sus servicios, escríbanos su mensaje y pronto estaremos en contacto con usted. Gracias!

Escríbenos, pronto te contactaremos para que hagas parte de Nación Golf
Déjanos tú información y la razón por la que quieres escribir en nación golf. Pronto te contactaremos.
¿Quieres escribir en Nación Golf?