Augusta te da y te quita

Augusta te da y te quita

No fue el regreso esperado para el campeón, Sergio García, que vivió una experiencia única en la previa de la primera ronda: cena de campeones, firmas de autógrafos, la chaqueta verde, etc. Pero sufrió el jueves, en sus primeros 18 hoyos, con un campo que en 2017 le dio muchas alegrías y en 2018 lo aplacó rápidamente.

El español cruzó sus primeros 9 con +2 y, aunque arrancó la segunda vuelta embocando un birdie al hoyo 12, un bogey al 14 hizo presagiar que no sería un gran día. El par 5 del hoyo 15 fue, para el actual poseedor de la chaqueta verde, todo un tormento, pues allí, intentando acomodar su bola en el green, terminó ejecutando 13 golpes.

Sí, no es un error, Sergio García sumó el número más alto de golpes en el hoyo 15 del Augusta National Golf Club (13), un récord que estaba en manos de su compatriota Ignacio Garrido, quien en 1998 había sumado 11 impactos a su tarjeta en el llamado ‘Firethorn’, otro nombre, que al igual que Azalea (es el nombre de su hija y del hoyo 13), Sergio tal vez nunca olvidará.

¿Pero cómo ocurrió esto?

El hoyo 15 de Augusta National Golf Club tiene un green en bajada y un lago que lo protege en la parte anterior o, para que sea más entendible, si el golfista juega un golpe pasado de la bandera, con efecto para que la bola se devuelva hacia el hoyo y esta se pasa, casi nada la parará hasta caer al agua y esto fue lo que vivió Sergio García.

Tras una buena salida, Sergio pegó su segundo golpe, la bola iba con efecto, pasada de la bandera y en su regreso al hoyo pasó la bandera, tomó velocidad y así cayó al agua. Con la penalidad ya sumada, el español intentó lo mismo y obtuvo el mismo resultado. Y así, con la idea de dejarla pegada, intentó lo mismo tres veces más y también ocurrió lo mismo, la bola al agua.

La sexta fue la vencida, García la dejó a dos metros de la bandera, embocó el putt y sumó un increíble 13 que bajó al máximo sus aspiraciones de pasar el corte, lo alejó por completo del título y seguramente le generó bastante molestia. Tras el 13, Sergio embocó un birdie en el hoyo siguiente y finalizó su ronda con +9 en total.

Lo único que pudo decir el español tras ese mal día fue: “Son cosas desafortunadas que ocurren. He hecho 13 sin fallar un golpe. La primera bola, si sube un poco, me dejo un cuatro fácil, pero no lo ha hecho. Luego he dado buenos golpes y la bola no se quería quedar. Es desafortunado, pero es lo que ha ocurrido”.

Recommended Posts

Déjenos su comentario

Contáctenos

Si tiene alguna duda, sugerencia u opinión acerca de Nación Golf y sus servicios, escríbanos su mensaje y pronto estaremos en contacto con usted. Gracias!

Not readable? Change text. captcha txt